sábado, 27 de abril de 2013

Heladería y Orxatería La Campana


Dicen que aparece en las guías para extranjeros como uno de aquellos sitios con "solera" en Barcelona, no puedo decir que sea un sitio con una fachada impresionante, o que destaque por su decoración, pero aquí lo que importa es el producto y os puedo asegurar que la mejor Orxata de Barcelona con el permiso de Sirvent y los mejores helados los hacen aquí en La Campana. (Carrer de la Princesa) una de las heladerías más antiguas de Barcelona. 



Me encanta el aspecto antiguo que tienen sus muebles, el local, la decoración, se nota cuando entras que estás en uno de esos sitios con encanto y auténticos.

 Descubrí el sitio hace ya diez años cuando vivía por la zona y os puedo asegurar que ni en Valencia he probado orxata mejor (es que soy fan de la Orxata) y los helados, por Dios es una locura, a la vista del público en neveras antiguas de madera en un lado tienen los de frutas y en el otro lado  los clásicos, de vainilla, de turrón, de coco, de crema catalana, qué os puedo decir? que ahora vivo en la otra punta de la ciudad y en verano bajo especialmente a comprar sus helados y su orxata.



Los turrones tienen una muy buena pinta, aunque nunca los he comprado. Y es curioso porque en realidad se llama Turronería La Campana....

Si os dais un paseo por el Parque de la Ciudadela o por el Borne, nos podéis dejar de conocer este sitio, os encantará.

Aquí os dejo con las fotos de la última visita que hice con mi hijo y mi sobrina.

La Campana
Carrer de la Princesa, 36

Restaurante Fragments Café (Les Corts)



Hoy he tenido la oportunidad de ir a comer a un restaurante del que todo el mundo habla y habla bastante bien por cierto. El Fragments Café y fui más que nada por conocer la terracita que tienen y es que cada día me gusta mas los restaurantes con jardín, pero jardines con encanto y este es uno de ellos, doy fe, aunque no pude comer en su terraza, estaba lleno y fui sin reserva previa.

De cualquier modo el día gris y frío de hoy no invitaba demasiado a comer fuera, no quería alargar mi laringitis más de lo debido.

Al  llegar al sitio mi RDT (recluta de turno) me comentó al verlo un poco lleno que esperaba que no fuera del tipo de restaurantes que "morían de éxito", y por unos minutos llegamos a pensar que efectivamente era uno de esos... tardaron en "hacernos caso", luego nos dejaron unos diez minutos en espera sin decirnos "ni fu ni fa" y finalmente nos dieron mesa.

Estaba llenisimo y los camareros estaban desbordados. Luego nos tomaron nota para las bebidas dos veces dos camareros distintos..... y nos dejaron abandonados diez  minutos mas.. RDT tenía prisa y estaba de los nervios...finalmente nos tomaron nota del menú y fueron ya  a partir de allí muy rápidos y radicalmente diferentes  dejaron la indiferencia a un lado y fueron muy simpáticos.


De primero me comí una ensalada de lechuguitas varias con queso de cabra fresco y aceitunas marinadas que estaba buenísima y de segundo un salmón a la plancha con puré de garbanzos...de postre un yogurt con nueces y pasitas delicioso, y pienso que estuvieron muy equilibrados los tres platos, RDT se pidió de primero la pasta (fresca) con salchichitas frescas y me dijo que estaban de muerte.


Creo que repetiré y seguramente por la noche, para cenar en el jardín. El sitio tiene un encanto especial, sin demasiadas estridencias, sencillo, pero acogedor.


Aquí os dejo con unas cuantas fotos. (Un par tomadas de su web y un par mías).





Fragments Café
Plaza de la Concordia, 12
(Detrás de L'Illa)


jueves, 25 de abril de 2013

Restaurante En Ville (El Raval)




Quizás porque viví cinco años en la zona del Borne, cerca del Raval es por lo que suelo fijarme más en los sitios que están en la otra punta de la ciudad, pero lo cierto es que si hay una zona en donde nacen nuevos restaurantes como setas y con mucho encanto es esta precisamente.

Por sugerencia de un amigo que trabajaba al lado, conocí este pequeño restaurante, situado muy cerca de la calle Pintor Fortuny, con muchísimo encanto y que realmente llama la atención en la zona.


Al mediodía está siempre muy lleno pero vale la pena esperar por una mesa. La decoración como no podía ser de otra manera va en la línea vintage que inunda los locales de Barcelona, espejos antiguos, mobiliario que parece sacado de la Casa de Antiguedades pero con muchas flores  y plantas por todos lados lo que le añade un toque romántico y cálido.

La comida es francamente buena, la pasta, las ensaladas, es altamente recomendable. He ido varias veces de día, y alguna vez por la noche y me quedo con el día. Por la noche suelen tener música en vivo que afecta un poco la acústica del local y aunque tiene un encanto cenar a media luz, creo que por el día gana más y potencia mucho la decoración del local.

Pienso también que la relación calidad precio del menú que ofrecen al mediodía es excelente, los precios de la carta están dentro de la normalidad tirando hacia lo alto más bien. Pero para comer al mediodía os lo recomiendo plenamente.


Os dejo con algunas fotos que he cogido prestadas de su web ya que no pude hacer ninguna cuando estuve.

En Ville
Carrer del Doctor Dou, 14

Restaurante el 5º Pino. (Sarriá)


A este restaurante llevaba meses queriendo ir, prácticamente desde que abrió,  pero es lo de siempre, terminas visitando otros cercanos por lo que sea y no encuentras el momento.

Finalmente ayer al md pensé que sería una buena ocasión para probarlo y no me decepcionó. Últimamente soy muy de comer tapas, platillos, raciones pequeñas para probar de todo un poco y porque disfruto mucho más ese estilo informal más que un primero, un segundo que al md sobre todo puede hacerse muy pesado.

Cuando voy a un sitio nuevo de estos, suelo pedir clásicos porque si un clásico está malo ya dice mucho del resto de la carta.

Así que me incliné por unas alcachofas fritas, una tortilla de patata y las croquetas de jamón. Las croquetas estaba buenísimas, y además el precio me pareció estupendo 1,60 (2 unid), cuando en la mayoría de los restaurantes cuestan 1,50 € cada unidad. 

Las alcachofas estaban sublimes, he de confesarlo, no las probaba tan buenas hacía tiempo y la tortilla, estuvo bien, de hecho fue una ración más grande de lo que me esperaba acompañada de pan con tomate.

Debo decir que esperaba que fuese más caro, sobre todo por la zona, en pleno Paseo Bonanova con Vía Augusta pero me sorprendió gratamente.

La tortilla 4,90 € y la ración de alcachofas 4,70 €, la carta es más extensa pero estos son mis clásicos y más de un cliente pidió lo mismo por lo que creo que son platillos muy acertados.

Comí en la barra y los grandes ventanales de cristal además de su ubicación en una especie de colina hacen que la vista sea muy despejada, y muy agradable, la terracita es lo más, y me dejaré caer alguna tarde de verano con Alvarete porque creo que se está la mar de bien.

Siempre está lleno de gente y eso es el mejor síntoma para decidirnos por conocer un restaurante. Os lo recomiendo!.



El 5º Pino
Paseo de la Bonanova, 98

Restaurante Totó


Hace tiempo tenía ganas de conocer este restaurante porque lo había visto pasando por la calle Valencia, la decoración invitaba a conocerlo y me habían hablado de él, haciendo referencia a la buena calidad de la comida.

Busqué ciertamente en internet y sí, efectivamente todo eran alabanzas para el sitio. De modo que después de varios intentos frustrados fuimos un domingo mis chicos y yo.

El restaurante tiene mucho encanto, ese toque vintage que tienen últimamente muchos locales de Barcelona decorados por el mismo decorador, y otros que intentan copiarlo pero dando también su toque personal y francamente es muy bonito, tiene encanto.

La comida es buena, realmente es de buena calidad, el servicio estuvo bien, al llegar nos pusieron una tabla con panes variados del Crustó ya que son del mismo grupo y para alguien como yo que no sale del Crustó pues.. estaba encantada.

Luego nos sirvieron por "cortesía" de la casa una crema de calabaza y finalmente los platos que pedimos.

Para compartir un platillo de jamón y otro de quesos variados que venia acompañado de una confitura deliciosa, y de segundo una pizza de tomate y queso para el peque y Alejandro se pidió la pasta con mariscos, yo que no tenía mucha hambre me pedí las alcachofas con jamón y piñones.

Para acabar nos compartimos una tarta tatin que estaba muy buena.

Pero a pesar de que el sitio tiene todas estas cosas positivas que comento, siento que los precios de la carta son un poco elevados, al final pagamos prácticamente 85 €, y hablo de que no pedimos vino, compartimos un postre entre los tres y yo me pedí un primero, las raciones  son más bien discretas, mi plato de alcachofas tenía tres corazones de alcachofas con lascas de jamón, y la pasta, pues era un cuenco no relativamente grande. En la factura cobran "pan y cubierto" por persona, 3,50 €.....

No niego que la comida estaba buena, pero en la actual crisis que vivimos, con la cantidad de oferta gastronómica que hay en Barcelona, pues no me quedaron ganas de repetir, puesto que conozco otros restaurantes en los que la comida es de una calidad muy muy buena y por ese precio te das un festín y sin ir mas lejos el Vivanda  cuyo cocina dirige Jordi Vilá con una estrella Michelin, Ferrán Adriá ha comido incluso en el Vivanda y los precios no son de este tipo, y aunque no es barato, creo que la relación calidad precio de este último está mucho mejor compensada.

Entiendo toda la filosofía de este tipo de cocina del Restaurante Totó, "km 0" etc etc, y no digo que la comida no sea buena, lo es....pero al acabar, sentí que había pagado quizás un poco más de lo que hubiese estado puesto en razón.

En todo caso como experiencia culinaria y a los que busquen un sabor italiano auténtico (sin darle demasiada importancia al precio) es el sitio para ello.



Totó
Carrer de Valencia, 246

miércoles, 24 de abril de 2013

El Petit Vell (de Sarriá) Frankfurt

He estado alejada del teclado que no de los fogones y mucho menos de la buena comida, pero si que es cierto que llevaba un tiempo sin postear nada y quiero recuperar el tiempo perdido con algunos apuntes de retaurantes a los que he ido y repetido últimamente y que os recomiendo porque con el buen tiempo también aumentan las salidas con los amigos.

Ayer precisamente por casualidad y buscando un sitio práctico para comer conocí la nueva propuesta del conocido restaurante EL VELL SARRIÁ especialista en arroces, lo que ellos han llamado El Petit Vell, una pequeña replica del Frankfurt de Pedralbes, eso sí, más moderno y con más encanto.

Es una propuesta acertadísima en una zona donde abundan los colegios y gente joven, desenfadada y muy práctica. Recién abrieron ayer y la gente al pasar miraba con cierta perplejidad y no menos cara de ilusión por el nuevo local, que engancha y que en una hora que estuve allí se llenó hasta la bandera.

Los refrescos y la cerveza muy frías como debe ser y los frankfurts pues como los de Pedralbes, en un ambiente muy familiar y de barrio como lo es la Plaza de Sarriá.

Aquí os dejo con una foto del Petit Vell que estoy segura tendrá muchísimo éxito si mantienen el nivel del servicio que disfruté ayer. Enhorabuena!


El Petit Vell (Frankfurt)
Mayor de Sarriá, 93


 
Cocinova Blogger Template by Ipietoon Blogger Template