miércoles, 27 de mayo de 2020

Apoyando al pequeño comercio y al producto artesano. Quesería Marques de Valladares.

Una de las cosas buenas que hemos descubierto con el confinamiento, es la importancia de los pequeños comercios y el producto artesano.

Siempre  nos había resultado muy práctico la compra en el gran supermercado, en el Club Gourmet de turno, pero realmente la calidad, el trato y la cercanía siempre ha estado y permanecerá en el pequeño comercio. Porque estos pequeños comerciantes miman al cliente y ofrecen una gama de productos que probablemente nunca podremos encontrar en un gran supermercado porque no están destinados al gran consumo.

Visitando diferentes perfiles en instagram, buscando tiendas de quesos encontré la Quesería Marqués de  Valladares ubicada en Vigo, Pontevedra y me sorprendió los diferentes packs  de quesos de altísima calidad que ofrecían para enviar a toda la península, con la posibilidad de incluir vinos de pequeños vinicultores y lo que es más importante, quesos de diferentes productores de todo el país, incluso del área de Girona. 

Creo que es fantástico que existan comercios que hagan tan buen uso del internet para dar a conocer estos servicios porque viviendo yo en Barcelona, probablemente no sé donde comprar un queso del Molí de Ger, pero esta Quesería me ha dado la oportunidad no solo de probar quesos de proximidad, sino también de probar quesos de otras regiones.

El pedido ha sido tan fácil como enviar un mail a info@queseriamarquesdevalladares.com, hacer el pago por bizum y recibirlo al día siguiente. Con la ventaja que conlleva el cero desplazamiento en estos momentos en los que tenemos que seguir siendo conscientes de que el virus sigue allí afuera, no hay vacuna, tan solo más camas en los hospitales.

Os animo a los amantes del queso, a los que deseen hacer un regalo gourmet a probar esta opción y apoyar de esta manera al pequeño comercio y a los pequeños productores y porqué no? ampliar un poco más nuestro paladares probando productos artesanos que no siempre están al alcance de nuestra mano.

Os dejo una foto con el pack semanal elegido: en este caso Altejó de Molí de Ger, elaborada por Pere Pujol en Ger, Girona con leche cruda de su propia ganadería. Cremoso de cañajeral que elabora @ramonsantosgarcía con leche de su propia ganadería en Valladolid. Divirin de La Jarradilla que elaboran @mariajarradilla y @alvarissimo y su familia en Selaya, Cantabria y Colono de @quesosybesos, con leche cruda de Cabra que elaboran Silvia y Paco con leche de su propia ganaderia en Guarromán, Jaén. Y como maridaje el vino recomendado, un Quinta de Saes Tobías DOP, vino tinto que elabora Álvaro Castro en Portugal. (info del propio perfil de @queseriamarquesdevalladers).




domingo, 24 de mayo de 2020

Top 5 terrazas para disfrutar durante la desescalada en Barcelona.

El lunes 25 de mayo comienza la fase 1 de la desescalada por el Covid19 en Barcelona y es una buena oportunidad para recuperar algunos hábitos de primavera como comer o cenar con la familia o amigos en una terraza, las cuales de momento son las únicas áreas gastronómicas que podemos disfrutar  tomando con actitud responsable todas las precauciones y distancia social que la situación amerita.

Mi top 5 de terrazas (que han confirmado apertura) para la desescalada son:

1- EL JARDÍ DE LA ABADESSA. Abadesa Olzet, 26, 08034-Barcelona. Tel. 932803754.
 Tienen un amplio jardín donde es posible colocar mesas sin apiñamiento, (eso esperamos) y con mucha tranquilidad para volver a disfrutar de esos momentos con los amigos, nunca ha sido una terraza masificada y no creo que lo sea ahora, creo que valoramos a partir de ahora la tranquilidad y un entorno agradable para disfrutar de la compañía de las personas que no hemos podido tener cerca durante el confinamiento. Foto de la web oficial del Jardí de la Abadessa.


Actualización 28 de mayo de 2020.
El restaurante sigue manteniendo el toque con los postres, os dejo con la foto de los postres que pedí en la cena, especial recomendación para el cremoso de chocolate, aceite de oliva y sal.



2- RESTAURANTE DOS TORRES. Vía Augusta, 300, 08017-Barcelona. Tel. 932066484.
También en la zona alta, este restaurante ofrece una terraza discreta y muy acogedora para compartir con la familia, amigos y la pareja. Es ideal ara las noches de primavera y verano. Foto de la web del Grupo Tragaluz.



3- RESTAURANTE BESTIAL. GRUPO TRAGALUZ.  Ramón Trias Fargas 2-4, 08005-Barcelona. Tel. 932240407.  Y de la zona alta nos vamos a la playa de Barcelona, este desenfadado restaurantes hará nuestras delicias para los amantes de la playa que como yo, no la hemos pisado en más de dos meses! Foto de la web del Grupo Tragaluz.



4- RESTAURANTE AGUA. Paseo Marítimo de la Barceloneta, 30. Tel. 932251272. Muy cerca del Restaurante Bestial encontrarás el Restaurante Agua, con una coqueta terraza a pie de playa, ideal para compartir un arroz en grupo (pequeño!). Foto de la web www.terrazeo.com



5- RESTAURANTE CUINES SANTA CATERINA. Francesc Cambó, 16, 08003-Barcelona. Y un poco mas dentro de la ciudad pero en la zona de la Catedral, justo en el Mercado de Santa Caterina la terraza de Les Cuines de Santa Caterina es una buena alternativa en estos momentos en los que no hay turistas que lo llenen.


jueves, 11 de abril de 2019

Fa Dim Sum, redescubriendo los sabores chinos.

Durante estos años en  muchas ocasiones he tenido que suprimir mi primera intención de ir a comer o cenar a algún restaurante porque mi acompañante es nada más y nada menos que mi hijo, un niño, por tanto en ocasiones hay que elegir entre las opciones que su paladar desea, todo y que debo decir también, Alvarete tiene el suyo abierto a "nuevos sabores y sensaciones" como me dijo un día, pero después de la experiencia de tener que comerme su plato y el mío en Totora, porque el sabor nikkei no le terminaba de "entrar", prefiero ir a puerto seguro.

Así es como terminamos en Fa Dim Sum, en el barrio de Sant Gervasi,  un restaurante chino sí, pero con una estética mas cerca de cualquier restaurante mediterráneo de tapas en cuanto a la decoración de su sala y su magnífica cocina abierta, todo un detalle poder ver al momento como preparan lo que te sirven y con mucha limpieza por todos los rincones.




El encanto asiático del rojo y su gatito dorado no pueden faltar en la decoración pero por lo demás debo decir que me sentí muy sorprendida por la propuesta de este pequeño local que atraía como un imán a Alvarete.

La carta es amplia y variada y nos apetecía comer Dim Sum, finalmente optamos por un menú degustación que ofrecen por 25 € y combinamos con algo más de la carta.


Comenzamos con una ensalada de pollo marinada, que os confieso estaba muy sabrosa, y el producto fresco.



 Un rollito de primavera crujiente y nada aceitoso:



De  segundo, un arroz  con curry y ternera que Alvarete devoró:



Y para mí, unos noodles de arroz con gambas salteadas, muy correctos:



De postre, un helado de gengibre, muy digestivo y poco habitual:



Y la nota golosa fue para Alvarete con estos plátanos fritos con miel:




La comida estuvo bien, había mas familias con niños y creo que es un sitio apto para llevar a los peques y comer correctamente comida china, la limpieza y el servicio me parecieron un punto a destacar y es un recurso con el que contar los fines de semana.


FAM DIM SUM
Carrer de Laforja, 128.


lunes, 1 de abril de 2019

Fishhh. Oyster Bar

Soy una amante de las ostras y los erizos y aprovechando la temporada de erizos me llevé a Alvarete  a celebrar su santo después de salir del colegio al  local de Fishhh en la Calle Modolell.

Una pequeño picoteo antes de cenar que consistió en:

Una cazuelita de almejas y navajas como aperitivo de la casa. Jugosas y en su punto.


Un sabrosísimo buey de mar con tostadas:



 Unas deliciosas ostras con una salsita de la casa que resalta su ya de por si gustoso sabor:


Unos erizos que estaban superlativos:


Y para el pequeñín, una tostada con chocolate blanco, aceite y escamas de sal, cortesía de la camarera que atiende el local y que ya en otras ocasiones se ha comportado de maravilla con nosotros.


En definitiva un local que hay que conocer y tener en esa agenda de sitios para picar algo de calidad, buen servicio y sin masificaciones. Hay otro local en la Illa Diagonal, sin embargo este al ser pequeñito y tipo pescadería es mucho más acogedor.

La cuenta nos salió por 45 €, copa de vino y agua incluido.

Fishhh
Calle Modolell, 2


domingo, 31 de marzo de 2019

Can Kiku. Sant Feliu de Guixols

Este invierno un poco extraño que más que alegrarnos por las altas temperaturas, y más que verlo como "el buen tiempo", nos confirma que el cambio climático es una realidad  que las flores van locas en pleno invierno como si fuese primavera y en primavera es probable que les llegue una helada, cosa que también influye en los ciclos de las verduras y frutas de temporada.

Con ganas de comer erizos en marzo, resulta que el calor ha hecho que no fuese posible pues ya sabéis que requieren de una baja temperatura para poder desarrollarse y ser comestibles como Dios manda.

En cambio y aprovechando el sol poro habitual en estas fechas, hice un trocito del camino de Ronda que no pudo maravillarme más y que os recomiendo sinceramente porque somos afortunados de tener la Costa Brava a tan poca distancia de Barcelona. Os dejo con estas fotografías:



Por la noche y sin haber hecho reserva alguna nos dedicamos a buscar algún lugar informal en Sant Feliu de Guixols para cenar y descubrimos Can Kiku, o como ellos se autodenominan: Artesanos de la Carne.

Sedientos de un par de cervezas muy frías (la mía sin gluten y se agradece que el local las tenga), compartimos lo siguiente:

Unos magníficos mejillones a la brasa con una salsa espectacular.


Una ensalada con queso de cabra caramelizado y mermelada de tomate y frutos secos que estaba para chuparse los dedos.


Un correcto carpaccio de buey con queso parmesano y rúcula. Para mi gusto le faltaba un chorrito de aceite y una pizca de lima para ser perfecto, ya que lo sentí muy seco, aunque la carne estaba muy buena.


Y de postre: un recuit con miel y frutos secos que no me terminó de convencer ya que el recuit tenía un sabor sospechoso y reconozco que he comido muchos recuit de fonteta y se apreciar un recuit de calidad pero en este caso algo fallaba en la materia prima, no obstante la idea era buena.


La relación precio calidad creo que es muy correcta, la factura no llegó a los 45 €.

CAN KIKU
Carrer de Lleida, 98
Sant Feliu de Guixols


Els Tinars

Me apetecía aprovechar estos días de sol y comer un buen arroz, por lo que decidí probar el restaurante Els Tinars  cuya fama en el tema de arroces traspasa la frontera catalana y allí nos fuimos.

La anécdota graciosa fue que al girar por la desviación de la carretera principal, mi acompañante (quién me había pedido que sobre todo la inauguración de la temporada de arroces la hiciéramos en un BUEN sitio) me preguntó con cara de horror: ¿pero este camino no nos lleva a una zona de servicio????? Calmé sus temores respondiendo que las apariencias engañan.

El día escogido fue fantástico por la el sol brillante y la temperatura perfecta.



Debo decir que siendo un sábado al mediodía, el restaurante estaba a reventar, lo cual no sé si fue el principal motivo para un servicio excesivamente lento a mi juicio, debo decir que desde que nos sentamos hasta que llegó el primer plato pasaron 45 minutos y a mí ya no me cabía más  pan con aceite para hacer tiempo.


Pero bien dicho esto debo destacar que en cuanto al pan precisamente, tienen una selección sin gluten que se sale del tradicional panecillo congelado, lo cual me satisfizo siendo yo celiaca, en general el servicio de pan es de una calidad muy alta.

De aperitivo, unas deliciosas aceitunas, pan con un excelente aceite de la casa y un caldo muy muy fino que entonaba el estomago para las emociones fuertes que venían.



Para compartir: anchoas con una deliciosa textura y sabor intenso, absolutamente recomendables acompañados de coca de cristal con tomate y aceite.



Unos buñuelos de bacalao acompañados de una salsa de alioli muy suave y muy ricos.


Un pulpo a la brasa con perlas de ... alioli... nuevamente, que llegó a la mesa un poco frío, mejorable la base de patatas y la textura del pulpo, para mi gusto un pelín duro.


Unas muy buenas alcachofas con  parmesano rallado, que también estuvieron más tiempo en el plato dentro de la cocina de lo necesario y llegaron a la mesa también frías.


De segundo, mi acompañante se pidió un steak  tartar que estaba realmente muy bueno y aquí tan frío como necesario puede esperarse, un plato muy bien preparado.


Mi deseado arroz seco, con tartar de cigala y carpaccio de pies de cerdo con jugo de coral, estaba muy bueno debo decirlo, el contraste de todos los sabores le daba un gusto realmente excepcional y  fue todo un acierto.


Para aligerar tanta comida durante tanto tiempo, acabamos a las 17:20, estuvimos tres horas en  el restaurante desde que llegamos hasta que pedimos la cuenta, necesitaba algo ligero como postre y este sorbete de mandarina muy fresco fue todo un acierto.



La cuenta, con una copa de vino blanco, agua y tres cervezas fue de 145 €.



Casa Paloma o el Templo de la Carne

Tras varios ya a cuestas, el restaurante Casa Paloma no necesita confirmación, pero siendo una amante del steak tartar y para celebrar una ocasión especial para mí, elegí este escenario para la noche del sábado.

Su sala transmite mucha calidez, a la vez  que sencillez y desde el primer minuto te sientes en un ambiente confortable.

El cuerpo me pedía una copa de tinto Rioja, lo que pedí al camarero mientras repasaba la carta y he de decir que el copazo que me sirvieron me duró toda la cena: un Viña Pomal era el que tenían por copas y no estuvo mal.

Para compartir y para comenzar nos pedimos una chistorra a la sidra que estaba perfecta, en su punto, y el dulzón de la sidra me hizo olvidarme de que me estaba metiendo entre pecho y espalda una chistorra justo cuando la operación bikini comienza. Deliciosa y sin  remordimientos de conciencia.



Para entrar en "harina" o mejor dicho, en la carne, me pedí el steak tartar con huevo frito y mi RDT (recluta de turno) se pidió la picaña, pues de su época viviendo en Brasil tenía grandes recuerdos de la churrasquería El Porcao y quería revivir aquellos sabores.



Ciertamente no era lo mismo, el ambiente, el estilo, pero la picaña estaba en su punto, la carne de Angus estaba muy buena y servida con guarnición de cuscus.

Mi steak tartar estaba sublime, una ración generosa debo decir pero exquisita y con el punto de picante medio que es como más lo disfruto.

Para terminar, nos pedimos unos financieros de avellana que estaban muy buenos, muy caseros y con mucho sabor a avellana y un surtido de quesos acompañado de un Don PX Reserva que maridaba perfectamente con la selección de quesos servidos.



En definitiva una cena deliciosa, con mucho sabor, un servicio muy correcto y un ambiente muy familiar para disfrutar.

La cuenta con un par de cañas más añadidas a lo anterior: 85 €.


Apoyando al pequeño comercio y al producto artesano. Quesería Marques de Valladares.

Una de las cosas buenas que hemos descubierto con el confinamiento, es la importancia de los pequeños comercios y el producto artesano. ...